Lava el rostro con bicarbonato de sodio y aceite de coco

Cuando se trata de cuidado de la piel, todos sabemos que los productos naturales son mucho mejores que los productos que contienen muchos productos químicos. Además, todo lo que proviene de la naturaleza no causará ningún efecto secundario y le proporcionará resultados sorprendentes.

El bicarbonato de sodio es regenerativo y ayuda a la reducción de las células que ya están muertas, lo que demuestra que es un potente e insuperable exfoliante natural. Esto sin olvidar que este también cuenta con propiedades antisépticas y antiinflamatorias, por ello, es el mejor aliado para combatir las manifestación dérmica del acné. También ayuda a nivelar o estabilizar el pH de nuestra piel.

Por su parte, el aceite de coco es antiinflamatorio y un poderoso “escudo protector” contra los daños de los rayos UV en la piel, según un estudio publicado en el Journal of Traditional and Complementary Medicine.

 Ingredientes:

  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio

Modo de Preparación:

Vierte en un envase, tanto la cucharada de bicarbonato de sodio como  la cucharada de aceite de coco y mezcla hasta tener una pasta homogénea, es decir, libre de grumos.

Uso:

Aplica en tu rostro limpio y seco, evitando la zona de los ojos y la boca, deja actuar 20 minutos y, transcurrido este tiempo, enjuaga con agua tibia.

De igual manera te dejamos un video instructivo que te mostrara todo lo que te hemos explicado: